La Navidad es una de las épocas más esperadas del año, pero también es, sin ninguna duda, de las más temidas. Todos nos sentimos en la obligación de agradar, nos sentimos más solidarios, queremos hacer millones de cosas y queremos que la felicidad inunde nuestras vidas.

Todo ese ajetreo constante nos supone un estrés que muchas veces pasa factura, explotamos y en ocasiones nos sentimos impotentes. Con todo lo que habíamos planeado semanas antes y que faltando apenas unas horas para la cena de Nochebuena aún no hayamos comprado las almejas, no tengamos listo el regalo de nuestra pareja…

estres navidadPara evitar esos malos ratos, que al final hacen que no disfrutemos de las fiestas, los psicólogos recomiendan una serie de consejos muy sencillos de practicar que seguro te ayudan a organizarte mejor:

– Haz una lista con todos los preparativos. En la lista debes incluir tanto los regalos, la comida, los eventos a los que tengas pensado asistir, como las visitas que tengas que hacer, etcétera. De ese modo, no habrá prácticamente nada que te pille de improviso.

– Disfruta de los preparativos. La Navidad es una época idónea para ser feliz, por tanto, intenta disfrutar también mientras estás de compras, mientras cocinas, mientras estás en los atascos, todo eso también forma parte de la celebración.

No te sobrecargues de trabajo y comparte las cargas. Todos debemos apoyar en la familia a que las navidades salgan bien, y todos debemos delegar tareas y trabajar en equipo.

– Descansa, las navidades no son sólo para sentirse presionados y congratular a los demás, también es época de descansar. Dormir es vital y es una forma de despreocuparse, al igual que hacer ejercicio. Porque también puedes ejercitar tu cuerpo en Navidad. 😉

– La navidad es una época para estar en familia y disfrutar de un tiempo de paz. Por eso es importante fomentar que haya buen rollo, dejando a un lado los problemas cotidianos y evitando la polémica.